Buscar en el blog

Cambio de bujías de la moto, paso a paso

Publicado: 23/11/2020 12:00:03 - Categorías: Consejos

Estimamos que la vida útil de las bujías es de unos doce mil kilómetros. Si estás cerca de esa cifra, es probable que hayas experimentado un mayor consumo de combustible por parte de tu moto, menor potencia en el motor o incluso puede que tengas problemas para arrancarla. Es en ese momento cuando debes plantearte sustituirlas por unas nuevas. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber. Consulta nuestro post sobre los distintos tipos de bujías para moto para saber que caracterísitcas principales tiene una bujía y algunas recomendaciones al respecto.

Si tu moto consume mas combustible puede que debas cambiar las bujias


► Instrucciones para cambiar las bujías en tu moto

1. Toma precauciones: Comprueba cuántas bujías tiene tu moto y de qué tipo y cómpralas, por ejemplo, en nuestra tienda de  recambios para moto. Por otro lado, la moto debe estar fría, la bujía nueva debe estar en perfectas condiciones y te recomendamos que desconectes el polo negativo de la batería antes de quitar el cable de la bujía antigua. Además, debes limpiar bien la zona cercana a la bujía para evitar que se cuelen partículas indeseadas en la rosca o incluso en el motor.

2. Haz uso de una llave de bujías para desenroscarla y, a continuación, sácala con los dedos. Debes de tener en cuenta que aunque para sustituir la bujía de tu moto no te van a hacer falta muchas herramientas, si que es cierto que al menos debes de tener la llave de bujía específica para poder cambiarlas, las llaves de bujía además de poder tener varias formas (tubo hexagonal, con palanca, con palanca plegables, con destornillador...), ten en cuenta también además del dimámetro de la llave, su inclinación ya que puede ser que el montaje de la bujíca no esté de forma totalmente vertica a la extracción de la misma y necesites que la llave de bujía hexagonal tenga una inclinación entre la propia llave y su palanca para poder acceder correctamente a la bujía, para ello también deberás de tener una llave con una longitud apropiada. Tal como te hemos comentado no estamos halbando de herramientas muy sofisticadas, se trata básicamente de una llave de tubo adaptada, pero si no utilizamos la llave correcta (diámetro incorrecto, inclinación forzada, longitud insuficiente) y provocamos un desgaste a la zona roscada de la bujía, el simple hecho de cambiar la bujía nos puede provocar más de un dolor de cabeza, por todo ello te recomendamos que te asegures de tener la llave de la bujía correcta, en caso contrario ponemos a tu disposición un completo catálogo de llaves para bujías de moto.

3. Engrasa la rosca de la bujía nueva con grasa de cobre (esta grasa al ser de cobre mantiene la conductividad del metal y además proporciona una pequeña pelicula viscosa que ayuda y mucho en el momento en que tengamos que desmontar de nuevo la bujía), colócala la bujía con la mano en el mismo lugar que estaba la bujía que has sacado. Una vez introducida, enróscala con cuidado hasta que toque la arandela del cárter. No deberías tener problemas a la hora de realizar este paso; de lo contrario, significa que hay suciedad o que la rosca está en mal estado.

4. Por último, aprieta suavemente la bujía con la llave dinamométrica al par que especifique el fabricante. Nunca lo hagas con la llave de bujías. Recuerda que esta pieza no debe estar demasiado apretada. Una vez enroscada, conecta los cables de encendido y no te olvides de volver a conectar el polo negativo de la batería.

En nuestra sección de herramientas para bujía encontrarás todo lo necesario para realizar las operaciones que te hemos descrito en orden a una sustitución correcta y con garantías de la bujía de tu moto., disponemos de un extenso catálogo en llaves de bujía hexagonales o de palanca en varias medidas e incluso cables de bujía.

Como ya hemos comentado en más de una vez, en muchas ocasiones el mal funcionamiento de una bujía viene derivado de un apriete incorrecto, por ejemplo si la apretamos de forma insuficiente es probable que provoquemos pérdidas de compresión que seguramente derivarán en un sobrecalentamiento, si por el contrario la apretamos demasiado podemos incluso llegar a dañar la culata o incluso forzar un sobrecalentamiento de los electrodos llegando a dañar el propio motor.

Como puedes ver, en cuatro sencillos pasos puedes tener colocadas tus nuevas bujías.

COMPRAR BUJIAS

Artículos relacionados

Lo compartes?